Agregue Mediosmedios a sus Favoritos       Volver a la Página Principal    Haga de Mediosmedios su Página de Inicio

Capacitación y Formación
Curso de Redacción Periodística On Line
Curso de Periodismo radial
Curso de Oratoria
Curso de Locución
Curso de Programación Radial y Técnicas de Realización en Radio
Curso de Creación de Empresas
Curso de Marketing Deportivo
Curso de Periodismo Digital
Taller de Producción y Realización de Informativos Radiales
Curso de Comunicación Institucional
Curso de Motivación
Curso de Patrocinio Deportivo
Curso de Periodismo de Investigación
Curso de Tesis - Cómo hacer una tesis
Curso de Weblog
Curso de Periodismo Escolar
Curso de Ortografía
Curso El Lenguaje de la Radio
Curso de Marketing
Curso de Marketing Internacional
Curso de Telemarketing
Curso de Selección de Personal
Curso de Telecobranzas
Curso de Valoración Personal
Curso Introducción a la Radio
Cursos y Talleres Presenciales para Instituciones y Empresas
Curso de Periodismo Policial
 

Notas de la Comunidad Mediosmedios

AÑOS DE FRACASOS EN LA PGR

 

  • Cada día se acumulan más expedientes sin resolver
  • A pesar de todo persiste la corrupción en las filas de la PJF
  • Gritos y falacias de Madrazo a cambio de resultados        

El general Rafael Macedo de la Concha, flamante procurador General de la República, debe conocer que la incapacidad es una forma de corrupción, un axioma que se puede atribuir al equipo de trabajo que aún existe en el edificio de Violeta y Reforma.

La mencionada dependencia enfrenta ahora la más severa crisis de eficiencia y de credibilidad; tiene docenas de casos sin resolver, agentes federales corruptos en franca colusión con los cárteles de la droga, existe incapacidad para trabajar y para resolver los casos más relevantes.

Permanece  la existencia del tráfico de influencias, la creciente deshonestidad en casi todos los niveles de mando, un oficial mayor “suicidado” (Juan Manuel Izabal Villicaña)  y el ex director de Bienes Asegurados Francisco Miranda Noricumbo, exonerado de todos los cargos.

El doctor,  Jorge Madrazo Cuéllar, consul en Seattlet, EEUU, quien fue el octavo procurador general en ocho años, y ex director de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, seguramente será citado para responder de todas las críticas y de los casos sin resolver.

Madrazo prometió limpiar la casa  y la dejó más sucia,  con la credibilidad bajo cero, sobre todo desde que dio a conocer su personal decisión de dar carpetazo a las investigaciones del asesinato del candidato presidencial priísta, Luis Donaldo Colosio y del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo y ratificar el “suicidio” del subsecretario de Normatividad de la Secofi, Raúl Ramos Tercero.

En un intento de evitar problemas sindicales resolvió  pagar  salarios sin trabajar a poco más de  1,000 agentes federales del extinto Instituto Nacional de Combate a las Drogas, quienes ahora exigen ser reinstalados,  hasta por la total ausencia de resultados en las investigaciones del crimen en contra de José Francisco Ruiz Massieu y del oportuno “suicidio” de Mario Ruiz Massieu.

Están pendientes  los resultados de las pesquisas del genocidio ocurrido en 1997 en Acteal,  Chiapas; de la masacre de campesinos ocurrida en  Aguas Blancas,  Guerrero y de la ejecución  de tres familias con  presuntos con  narcotraficantes, en Ensenada, Baja California.

El anterior abogado de la nación reconoció sus fallas, en su comparecencia ante senadores el alto grado de corrupción que existe entre los agentes judiciales federales, muchos de los cuales se han convertido en aliados de las bandas de narcotraficantes, gracias a los enormes “ríos de oro” que riegan los delincuentes.

Pero se justificó al señalar que no buscó ser Procurador de la República, además  retó al gobierno panista, a que resuelvan los casos pendientes y no sólo se dediquen a criticar.

Sin embargo, los legisladores le recordaron que en la dependencia encargada de la procuración de justicia no hay un solo caso importante resuelto, sino que al contrario se acumularon  más cada día.

La PGR tiene  casos, como  es el atentado a tiros en contra de una instalación de la policía federal preventiva, en Cuajimalpa, y que sin duda engrosará más los  pendientes de resolver.

Además está pendiente el relevo de la fiscalía especial del “Caso Colosio, en que hubo el ya clásico “carpetazo”, uno de los casos más sonados que tiene la dependencia.

Además de la gran asignatura pendiente que es la justicia, se detectan otras clases de fallas en los operativos que realizan los policías, comandantes y empleados de la PGR para capturar a Benjamín, José Francisco y Ramón Arellano Félix, a los que el Presidente Vicente Fox, les ha declarado la guerra, y a otros traficantes famosos como Juan José Esparragoza, conocido como “El Azul” o Vicente Carrillo Fuentes.

El anterior procurador general de la Federación, fue  muy  criticado por su falta de capacidad y de carácter, -- que trató de ocultar por medio de gritos --   y por  dejar el mando de la Procuraduría General de la República en manos de militares, que sólo rindieron  parte al alto mando de la Sedena.

La PGR tiene muchos casos por aclarar que son como pesados lastres, como la masacre en Tlalixcoyan,  la explosión en el ducto de gas en el sector Reforma, los asesinatos del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, del candidato presidencial Luis Donaldo Colosio y de José Francisco Ruiz Massieu, o de los crímenes colectivos ocurridos en Aguas Blancas, Acteal,  Ensenada, en el Periférico Sur, en un  estacionamiento de un centro comercial y muchos más.

La Procuraduría General de la República se convirtió en una oficina en donde la impunidad, la corrupción y la incapacidad, son  base de las actividades diarias.

Se recuerda la actuación de Fernando Lozano Gracia, porque  durante  su gestión, sus colaboradores   fueron los autores de la “siembra” de una calavera en una residencia ubicada en la delegación de Cuajimalpa, para inculpar al ingeniero Raúl Salinas de Gortari, mejor conocido como el  “hermano incómodo”, del asesinato de su cuñado José Francisco Ruiz Massieu.

La lista de otros pendientes que tiene la PGR son muchos  y muy variados, desde la fallida  extradición del banquero Carlos Cabal Peniche, hasta la difícil captura de los peligrosos narcotraficantes hermanos Arellano Félix, conocidos en el mundo del narco como los “hermanos arete”.

Otro asunto que pesa como piedra volcánica es la  detención de decenas de indígenas chiapanecos, acusados de todo en relación a la matanza en Acteal  y que a la fecha no se les ha podido comprobar nada.  Muchos siguen presos en el penal de Cerro Hueco, en el estado de Chiapas-.

Los casos sin resolver que tiene la dependencia se inician con la masacre ocurrida en el municipio de Tlalixcoyan, Veracruz, en donde hubo un enfrentamiento a tiros entre soldados y agentes federales de la PGR.   Todos recién egresados de la Academia de Formación Policial.

En esa ocasión, además de los siete agentes federales muertos, por la supuesta protección de casi dos toneladas de cocaína, se inició un distanciamiento entre el personal de la Secretaría de la Defensa Nacional y la PGR.

El procurador federal era en estos tiempos era Ignacio Morales Lechuga, pero el funcionario que tuvo conocimiento de los hechos por parte de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos fue  Jorge Madrazo Cuéllar. 

Los resultados, a la fecha son nulos, nunca se supo que pasó en realidad. En la pasada administración no se hizo nada por conocer a fondo los motivos de la balacera.

Esta es una parte de la  larga lista de casos  pendientes de resolver:

No hay Resultados verdaderos de las investigaciones que originaron la explosión del drenaje en el sector Reforma, en la ciudad de Guadalajara, Jal., y conocer hacia donde se orientaron los recursos económicos que el gobierno de la República envió para beneficio de los damnificados por el estallido.

El reciente carpetazo a las investigaciones del asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, y  de seis personas más, ocurrido en el aeropuerto internacional de la ciudad de Guadalajara.

Pero a poco más de siete años, los resultados son casi nulos, el único detenido fue:  Joaquín  “El chapo” Guzmán Loera, connotado narcotraficantes, quien se fugó del penal de “alta seguridad” de Puente Grande, Jalisco.

Las investigaciones que mantienen en prisión a Raúl Salinas de  Gortari, por la participación intelectual en el caso del asesinato de  Ruiz Massieu son endebles y ante la desaparición del diputado por Tamaulipas, Manuel Muñoz Rocha, no hay un testigo fuerte.

Raúl Salinas ha enviado diversas cartas a todos los medios informativos, dio una entrevista a la televisión privada, en ambos casos se defiende de las acusaciones y de los señalamientos de una publicación que editó su amasia María Bernal y de la nueva ofensiva de parte de la PGR.

Pendiente también esta el caso de la Conasupo, como la compra de cientos de toneladas de leche en polvo contaminada con radioactividad y que a la fecha no ha sido completamente investigada, a pesar de las exigencias de los diputados que integran la comisión respectiva. 

Otra falla de la gente que ha pasado por la PGR es que no han logrado la localización y captura de los hermanos Benjamin, José Francisco y Ramón Arellano Félix, de Vicente Carrillo Fuentes, de Jorge Stergios, de Manuel Muñoz Rocha, de Justo Ceja, de Juan José Esparragoza, mejor conocido como “El Azul”, de los invisibles asesinos del Cardenal Posadas Ocampo  y de otros muchos.

No hay  resultados en las investigaciones de los dos encobijados, que fueron tirados en el anillo periférico, (Eleno Nüñez y Ana María Rubalcaba),  En este caso, murieron varios policías  uniformados en una situación que no ha sido plenamente explicada.

A los funcionarios de la PGR les falta cumplir la orden de presentación del ex secretario privado del ex presidente Carlos Salinas de Gortari,  señor licenciado Justo Ceja Martínez.

Capturaron en forma fortuita al ex subsecretario de la Contraloría de la Federación, Salvador Giordano Gómez, a quien se le vincula con el ingeniero Raúl Salinas, pero sin orden de aprehensión y lo arraigaron en el hotel Casa Blanca.  Fue dejado en libertad.

Otra raya en el agua, es la fuga de Juan Manuel Gómez, quien fuera el contador del ingeniero Raúl Salinas, y quien pudo salir en menos de 24 horas de un encierro, no fue vigilado y sin  ningún problema, pudo burlar la vigilancia de los policías de la Procuraduría General de la República.  A la fecha, nadie sabe en donde está. 

Otra mala costumbre que no se ha logrado erradicar en la PGR es la   nefasta costumbre de los agentes federales que tienen su propio código de acciones, realizan detenciones a su gusto,  efectúan cateos sin mandato judicial, forman comandos para incrementar la lista de secuestros, trafican con armas y drogas, asaltan a toda clase de ciudadanos y  además, como si fuera poco, también tienen la mala costumbre de robar en casas habitación.  Es el llamado “botín de guerra”.

No hay ningún resultado de las investigaciones para tratar de localizar la casi media toneladas de cocaína, “desaparecida” de las instalaciones de San Luis Río Colorado, Sonora. 

Tampoco hay resultado del acto de magia que se descubrió en las instalaciones del Instituto Nacional del Combate a las Drogas, en donde varios kilogramos de  cocaína fue convertidos en talco perfumado. Hay decenas de casos más que sería muy largo enumerar.

Sin embargo, a pesar de todo, varios  funcionarios de primer nivel de la Procuraduría General de la República, fueron ratificados y permanecen inamovibles en sus cargos a pesar de sus torpezas, de la corrupción comprobada de  agentes policiacos, de la falta de resultados y de la comprobada ineficiencia en la responsabilidad que les entregaron. 

Más lo que se acumule en el presente sexenio, ahora bajo el mando de un general de brigada, que fue procurador de justicia militar, Don Rafael Macedo de la Concha..

 

Roberto Villareal

México
   robervill@hotmail.com

Volver al Índice de las Notas de la Comunidad Mediosmedios

 
Copyright © 2000-2013 "Mediosmedios, el medio de la comunidad virtual". Derechos reservados. Si utiliza datos de esta página usted debe citar el sitio de referencia "Mediosmedios, el medio de la comunidad virtual". Hecho el depósito que marca la Ley 11.723..-

Esta página fue diseñada por Diseño y Realización D&R